RECORRIENDO EL PAÍS DEL SOL NACIENTE

JAPÓN A MI MANERA

Cuando comencé a viajar a lugares lejanos, siempre había creído que Japón sería “El Viaje”, ese destino del que todos hablan y muy pocos son los que tienen la suerte de conocer. Siempre me ha apasionado todo lo relacionado con El País del Sol Naciente, pero jamás imaginé todo lo que este destino es capaz de ofrecer al viajero.

Organizar un viaje a Japón por libre no es tarea fácil ya que mucha de la información que existe está en japonés y es casi imposible reservar en los restaurantes y comprar entradas on line, así que, esto para alguien como yo, a la que le gusta que sus viajes estén totalmente planificados, llega a ser un auténtico suplicio. Pero existe una alternativa para facilitarnos enormemente la vida, es el fabuloso blog de Japonísmo, en el cual podréis encontrar un montón de información para crear vuestro viaje perfecto por Japón.

Nuestro viaje fue pensado por y para nosotros, para viajeros urbanitas amantes del asfalto y las grandes ciudades, de los rascacielos, de los skylines, de los grandes restaurantes, de los puestos callejeros, de los hoteles con encanto… Un recorrido por Japón que muchos no comprenderán ni compartirán pero que a nosotros nos ha proporcionado una de las mejores experiencias de nuestra vida.

Durante dieciséis días recorrimos seis ciudades fascinantes, descubrimos los grandes contrastes de este país, disfrutamos de la mejor gastronomía, dormimos en hoteles cápsula, y disfrutamos de un montón de experiencias increíbles. A lo largo de éste otros muchos post os mostraré “Japón a mi manera”, espero que disfrutéis y os sirva de inspiración.

En este mapa podéis ver el recorrido que realizamos durante nuestro viaje.

Nuestro primer destino tras pisar tierras niponas fue Osaka, nos trasladamos hasta allí directamente desde el aeropuerto de Narita, después de un vuelo directo desde Madrid. Recogimos nuestros JR Pass (Japan Rail Pass) y nos dirigimos a Osaka. El JR Pass es un bono transporte que permite realizar viajes ilimitados en tren por todo Japón, es realmente necesario si pensáis moveros por el país ya que el transporte es prohibitivo y de esta manera podéis despreocuparos completamente, os dejo este enlace en el que podréis consultar todo lo relacionado con el JR Pass.

Tras disfrutar de dos días en Osaka, nos trasladamos hacia el sur con el objetivo de conocer la isla de Miyajima. Sus santuarios y su gran Torii Flotante no dejan a ningún viajero indiferente, son auténticas maravillas. Tengo que reconocer que fue toda una experiencia disfrutar de un día y una noche en este fantástico lugar de paz y relax.

Nuestro siguiente destino fue Kobe, pero antes de llegar a esta preciosa ciudad portuaria realizamos una parada de unas horas en Hiroshima para descubrir la zona en la que tuvo lugar la explosión de aquella maldita bomba atómica que destrozo un pedacito del alma nipona. Al llegar a Kobe no sabíamos muy bien todo lo que esta ciudad puede ofrecer, pero tengo que reconocer que fue un gran acierto pasar una noche en este lugar, además, tuvimos el placer de hospedarnos en un fabuloso hotel con vistas al mar del que os prometo un post.

Dejamos Kobe atrás para conocer la imprescindible Kyoto. La verdad es que siento una pena tremenda por haber dedicado tan sólo dos días a esta espectacular ciudad, cuando regrese a Japón quiero conocer todo sobre Kyoto, me pareció una ciudad en la que se mezcla perfectamente tradición con modernidad y es que además, se come tan bien…

Nuestro último destino fue Tokyo, ocho días trepidantes en esta mega urbe repleta de gente, ruido, neones, tecnología, moda y espectaculares restaurantes, toda una experiencia de la que hablaremos en próximos post.

He de decir que he vuelto con un sabor un tanto agridulce de mi viaje a Japón, quizás porque nuestro viaje fue un tanto express y no pudimos disfrutar lo suficiente de ciudades como Kyoto, o porque dedicamos demasiados días a la mega urbe de Tokyo, no sé muy bien el porque, pero creo que me plantearé otro viaje a tierras niponas para que esa sensación se borre de mi mente.

La verdad es que no tuve demasiado tiempo para preparar el viaje, o no lo hice como me hubiese gustado, quizás tenía totalmente idealizado Japón y a los japoneses y mi visión haya cambiado un poco. Ahora bien, tengo que reconocer que ha sido uno de los viajes más interesantes de los que he realizado hasta ahora.

Espero que disfrutéis tanto como lo hicimos nosotros con todas y cada una de las experiencias que hemos vivido. Nos leemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *