OZONE. EL RESTAURANTE MÁS ALTO DEL MUNDO.

OZONE

DISFRUTAR DE UN BRUNCH EN EL RESTAURANTE MÁS ALTO DEL MUNDO.

Como bien sabéis, soy una fan de las alturas, de los rooftops y sobre todo de los buenos restaurantes con vistas. En todos mis viajes intento visitar los lugares que puedan mostrarme el mejor skyline de la ciudad y además disfrutar de los mejores manjares que estos ofrecen.

Cuando comencé a organizar mi viaje a Hong Kong, entre los cientos de restaurantes que investigue, apareció el nombre de Ozone. Presumía de ser el restaurante más alto del mundo así que no tarde ni un segundo en meterme en su página web para cotillear todo acerca de el. ¿Cuál fue mi sorpresa? No sólo era el lugar con las mejores vistas de la ciudad, sino que disponía de un brunch todos los domingos en el que los mejores productos del mundo se servían a sus comensales con gran esmero y cariño. Jamón Joselito, langosta de Main, la mejor carne de Kobe, y todo ello acompañado de Dom Perignon.

Pasaríamos las navidades en Hong Kong, así que decidí realizar mi reserva con mucha antelación para evitar sorpresas de última hora, tenía muy claro que quería una mesa en Ozone, debía formar parte de esa exclusiva experiencia.

Imagen relacionada
Imagen obtenida de la página web bestours.es

El restaurante me facilitó mucho el trámite en cuanto les explique las enormes ganas que tenía de acudir al local, enseguida me enviaron mi solicitud de reserva para poder confirmar mi asistencia al brunch. Recordad que aunque calidad-precio no resulta caro, el precio del cubierto es elevado, así que el restaurante necesita una tarjeta de crédito como garantía, así que en el formulario que me enviaron hay que dar cierta información personal. No os preocupéis, ya que se trata de una empresa muy seria, vuestro dinero no será ni bloqueado ni cobrado hasta que no acudáis al restaurante. La verdad es que no estamos acostumbrados a este tipo de gestiones, pero en una ciudad que mueve millones de turistas al año, los restaurantes deben de cubrirse las espaldas.

Ozone está situado en la última planta de la torre que ocupa el Hotel Ritz Carlton, en la bahía de Kowloon. Una zona que está en construcción, llena de urbanizaciones de lujo, museos y buenas vistas del Skyline de la ciudad.

Resultado de imagen de ritz carlton hong kong
Imagen obtenida de la página web uponarriving.com

Tras esperar varios meses, llegó el gran día. Decidimos madrugar y aprovechar para conocer la zona en la que se encuentra el restaurante antes del brunch, así que nos vestimos para la ocasión y salimos hacia Kowloon. La verdad es que al estar en obras no nos resultó muy sencillo caminar por el lugar, es más, fue bastante lioso y casi llegamos a desorientarnos, pero la verdad es que si tenéis la suerte de acudir cuando hayan finalizado las obras seguro que disfrutáis un montón ya que considero que los cambios que estaban realizando van a quedar muy bien.

Nuestra reserva era a las 12:00h. Así que decidimos estar en el lobby del Hotel Ritz un poquito antes, nos acomodaron en unos sofás preciosos y así nuestra espera se hizo más amena. Al poco tiempo comenzaron a llegar el resto de comensales, parejas, familias, grupos de amigos, etc. y todos o casi todos occidentales, me resultó un tanto curioso, ya que Hong Kong es una ciudad en la que hay muchísimas personas con dinero, pero allí no había rastro de ningún local. A las doce en punto nos acompañaron al ascensor que nos subiría al cielo, sí, al cielo de los manjares y las delicatessen.

Cuando accedes al restaurante alucinas, yo había visto multitud de fotos, pero no te haces a la idea hasta que no estás allí, todo está al detalle, la decoración, la iluminación y por supuesto las impresionantes vistas de Hong Kong, increíble.

Resultado de imagen de ozone hong kong
Imagen obtenida de la página web thebestindesign.com

Como había realizado la reserva con tanta antelación, nuestra mesa era la mejor del restaurante, estaba en una zona tranquila sin ningún tipo de agobio, tan sólo la compañía de otras parejas que, como nosotros tan sólo querían disfrutar al máximo. En ese momento comenzó nuestra fiesta navideña en Hong Kong. Nos llenaron nuestras copas de un delicioso Dom Perignon y brindamos por nuestro viaje, el cual os iré descubriendo a lo largo de próximos post.

Resultado de imagen de ozone hong kong brunch
Imagen obtenida de la página web my-lifestyle-news.com

Los camareros siempre super amables, no permitían que nuestras copas estuvieran vacías en ningún momento, siempre pendientes de nosotros y dispuestos a ayudarnos en lo que necesitaríamos, la verdad es que nos trataron de maravilla.

El precio del brunch es de unos 145€ por persona, algo que en un principio puede parecer caro, pero realmente la experiencia lo vale, tened en cuenta que sólo una botella de Dom Perignon cuesta 140€ en cualquier restaurante. En mi opinión, merece la pena reservar un poquito del presupuesto de viaje para disfrutar de esta experiencia que en muy pocos lugares del mundo vais a poder disfrutar.

Ahora os dejo disfrutando de algunas de las fotos que hicimos durante nuestra velada y otras que me han parecido preciosas y que creo que van a conseguir os hagáis a la idea de lo que nos ofrece el local. Espero que os sirvan para tomar nota y animaros a reservar en el restaurante más alto del mundo. Bienvenidos a Ozone.

Resultado de imagen de ozone hong kong brunch
Imagen obtenida de la página web 24lifemagazine.com
Imagen relacionada
Imagen obtenida de la página web hongkongtraveltips.net
Imagen relacionada
Imagen obtenida de la página web oukas.info
Resultado de imagen de ozone hong kong brunch
Imagen obtenida de la página web The Rooftop Guide

 

Resultado de imagen de ozone hong kong brunch
Imagen obtenida de la página web furellie.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *