DESCUBRIENDO PARIS

EL VERANO DE MI VIDA

Siempre nos quedará París

Después de algunas semanas con el blog un tanto abandonado, vuelvo emocionada para contaros mis últimas experiencias viajeras. La verdad es que quizás este haya sido un antes y un después para mi, no lo sé, pero tengo que reconocer que mi vida y mi mente han cambiado tras mi primer viaje sola.

En Noviembre, cuando acababa de regresar de un viaje de cuatro días en París junto a mi marido, decidí que necesitaba recorrer las calles de “La Ciudad de la Luz” en soledad, tenía la necesidad de darme un momento para conocerme un poco más a mi misma entre la multitud de gente que camina por París. Sentí que debía perderme entre desconocidos, encontrarme en la ciudad que fue mi primer gran destino, comenzar de nuevo desde donde comenzó todo.

La primera vez que salí de España fue durante mi viaje de estudios, casi tenía 18 años y fue entonces cuando conocí la que sería la ciudad de mi vida. París, siempre es París, siempre regreso a París, pero esta vez todo ha sido diferente, me he fundido con la ciudad, con los museos y sus obras de arte de las cuales he llegado a enamorarme, de sus bellos restaurantes, de sus parques.

Esta experiencia creo que me ha transformado, ha cambiado mi mirada, un gran cambio en mi forma de disfrutar y sentir los viajes. Me ha servido para conocerme un poco más, para estar en silencio, con tan sólo mis pensamientos y mis sentimientos.

Me siento en la obligación de mostraros todos esos lugares que estos días me han hecho tan feliz, porque la verdad creo que os van a encantar, y además París está tan cerquita que en cualquier momento podéis preparar una escapa express y dejaros seducir por estos rincones tan maravillosos que pienso descubriros a lo largo de los próximos post.

¿Os apetece acompañarme por las preciosas calles de París? Os invito de todo corazón a descubrir mi París más personal. Nos leemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *