BARRIOS DE NEW YORK. CONOCE WILLIAMSBURG: UN RECORRIDO POR EL BARRIO HIPSTER DE NEW YORK

BARRIOS DE NEW YORK

CONOCE WILLIAMSBURG:

UN RECORRIDO POR EL BARRIO HIPSTER DE NEW YORK

Primero de todo, ¿qué es un hIpster? Aunque este termino se acuño en los años 40 para referirse a jóvenes amantes del jazz que más tarde se convirtieron en la beat generation, una generación que creo un movimiento contracultural y que empujo a jóvenes a la droga, hoy en día esto ha cambiado por completo.

Ellos se describen como chicos y chicas de entre 20 y 40 años con una gran obsesión por su look. Casi siempre visten camisa de franela y pitillos ellos y vestidos vintage ellas. Viven principalmente en Williamsburg, en el caso de New York, y en algunas zonas del Lower East Side. Tienen inclinaciones estéticas y musicales, algunos tocan en grupos de música y les gustan las bicis y los perros.

En los últimos 15 años, Williamsburg se ha convertido en uno de los enclaves más vibrantes de la ciudad de New York. El vecindario de Brooklyn, que se extiende aproximadamente desde el East River hasta Bushwick Avenue, delimitado por McCarren Park al norte y Flushing al sur, alberga una oferta infinita de restaurantes creativos, boutiques de moda, locales de música y galerías de artistas. No es de extrañar que todo el mundo hable de Williamsburg.

Williamsburg creció tiempo atrás como barrio de astilleros y almacenes portuarios. También era el barrio de las cervecerías. En 1898, Brooklyn tenía 48 fábricas de cervezas. En 1962 se fabricaba el 10% de la cerveza consumida en todo EE.UU. Pero en 1976 la crisis condujo al cierre de la última fabrica del distrito, Schaefer and Rheingold.

Imagen obtenida de la página web Tres Pintas

Tras 20 años, en 1996 abría sus puertas una nueva fábrica de cervezas en Brooklyn, pero el camino no iba a ser tan sencillo, la mafia italiana (si,si, la de las pelis como “El Padrino”) no iba a permitir que en Brooklyn se abriera un negocio y este no pagara su “alquiler” a la mafia. Los dueños de la fábrica tuvieron una larga lucha legal con los mafiosos, pero finalmente gracias a los buenos contactos y a la situación que estaba viviendo la ciudad en la lucha contra la mafia italiana y la droga, consiguieron ejercer su actividad laboral sin ninguna preocupación, además de hoy en día sentir que su cerveza es parte de este barrio y de la recuperación económica y social de este.

Gracias a la aparición de bohemios y aristas en el barrio, la zona de Brooklyn volvió a ver la luz y pasó de ser un barrio gris y peligroso a convertirse en el que es ahora uno de los lugares más cool del planeta. Los artistas atrajeron la apertura de nuevos negocios, galerías de arte, restaurantes, boutiques, clubes, bares. En las calles comenzaban a verse bicicletas, perros con pedigrí y chicos y chicas modernas con gafas de pasta.

Imagen obtenida de la página web Filippo Fiora and Filippo Cirulli

¿Queréis comenzar a descubrir Williamsburg y sus rincones secretos? Pues allá vamos con esta miniguía que hemos elaborado para vosotras.

Donde Alojarse:

La oferta hotelera en Williamsburg está creciendo a pasos agigantados a lo largo de estos últimos años, creando hoteles super modernos con una estética industrial y muchos de ellos con unos vistas alucinantes del sky line de la isla de Manhattan.

THE WILLIAMSBURG HOTEL:

96 Wythe Ave, Brooklyn

Este hotel de reciente apertura, tiene todos los requisitos para considerarse un hotel hipster. Este local interactúa con los artistas y la vida bohemia del barrio. Cuenta con espacios para exposiciones de arte y fiestas con dj. Ofrece una gran oferta gastronómica a sus huéspedes gracias a su restaurante de comida km0 y a su rooftop con piscina de su azotea.

Imagenes obtenidas de la página web oficial de The Williamsburg Hotel

WYTHE HOTEL:

80 Wythe Ave, Brooklyn

Este fue el primer hotel que abrió sus puertas en Williamsburg frente al río. Todo él respira espíritu el espíritu creativo y hipster del barrio. Dispone de dos restaurantes en su interior, uno en la planta baja, Reynard, del que os hablaremos más adelante, y su fantástico The Ides, un rooftop con las vistas más alucinantes de todo Brooklyn. Si vuestro presupuesto os lo permite, cuenta con habitaciones desde las que podréis despertar con la imagen de Manhattan frente a vosotros.

Imagenes obtenidas de la pagina web oficial de The Wythe Hotel

POD BROOKLYN:

247 Metropolitan Ave, Brooklyn

Otra incorporación reciente al barrio ha sido Hotel Pod Brooklyn. Perteneciente a la cadena Pod Hotels que cuenta con varios hoteles en Manhattan (Pod Times Square, Pod 39 y Pod 51) y uno en Washington. Este es un nuevo concepto de hotel que sin lugar a dudas está triunfando en New York.

Todos sabemos que los precios de los hoteles en Manhattan son prohibitivos, antes nos quedaba Brooklyn para encontrar alojamientos un poco más asequibles, pero con el éxito de Brooklyn en los últimos años, esto también ha cambiado. Pod Hotels, ha dado una vuelta a todo esto, creando establecimientos hoteleros con tres tipos de habitación según nuestro presupuesto, tienen la opción de alojarse en una apartamento, en una habitación doble normal o en una habitación mucho más pequeña con literas. De esta manera, el hotel cubre las necesidades de todo tipo de viajeros.

      

Imagenes obtenidas de la página web oficial de Pod Hotels

THE WILLIAM VALE BROOKLYN:

111 N 12th St, Brooklyn

Quizás este sea el hotel más lujoso de la zona. Situado al norte de Williamsburg. Este hotel dispone de un restaurante especializado en comida del sur de Italia, en el que a diario se elabora pasta de manera artesanal para el deleite de sus huéspedes. También dispone de una terraza espectacular con piscina, en la que se realizan eventos y fiestas con un ambiente moderno y selecto.

Imagenes obtenidas de la página web oficial de The William Bale Hotel

Creo que por hoy hemos tenido suficiente. En nuestro próximo post os mostraremos los mejores restaurantes del barrio y su vida nocturna. La verdad es que no hay nadie que se pueda aburrir en Williamsburg.

Espero que os hayáis divertido con nuestra introducción a este gran barrio, pero no olvidéis que aún quedan muchas cosas por descubrir. Nos leemos por aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *