SAN SEBASTIÁN: NO SÓLO PINTXOS.

SAN SEBASTIÁN:

NO SÓLO PINTXOS.

Parece que cuando alguien nos habla del Pais Vasco, siempre nos vienen a la mente las barras de pintxos de los bares. Eso está muy bien, pero en Euskadi no sólo hay pintxos, en Euskadi hay mucho más.

Estos días por motivos familiares me ha tocado viajar a menudo a San Sebastián. No me quejo la verdad, ya que siempre me ha gustado escaparme algún domingo a pasear por el casco antiguo donostiarra y tomarme un helado mientras recorro el Paseo de la Concha, es un buen lugar para una escapada de día.

En mis últimas visitas me he dado cuenta de que la gente, sobre todo los extranjeros, se vuelven locos por comer de pintxos, algo que por un lado entiendo ya que en sus lugares de residencia no disponen de estos servicios gastronómicos, pero que por otro lado me hace preguntarme cual es la imagen de nuestra hostelería en el mundo.

Reconozco que yo soy la primera que me quedo boquiabierta con esas fantásticas barras llenas de pintxos y que se me hace la boca agua, pero no concibo la idea de comer sólo de pintxos. Tu puedes salir a tomar unos Txakolis por el casco antiguo y picar algún pintxo que te entre por los ojos, pero luego reservar mesa en un restaurante para sentarte a comer. Hay unos restaurantes alucinantes en San Sebastian, ¿os pensáis perder sus manjares?

Os voy a dejar unos cuantos restaurantes que he ido descubriendo a lo largo de mis visitas a San Sebastián, creo que os van a encantar.

El primero en la lista es el Restaurante Kaskazuri, situado en el número 14 del Paseo de Salamanca. Situado frente al rompeolas del Paseo Nuevo, es un local moderno, con grandes cristaleras que la dan una gran luminosidad. Su oferta gastronómica se centra en cocina de mercado y producto local, manejan a la perfección el arte de cocinar el pescado, producto estrella del Norte. Disponen de un menú del día con una gran variedad de platos todos ellos cocinados a un gran nivel. Además siempre tienen en su menú platos vegetarianos con un toque muy cuidado y diferente. Recordad que hay que reservar porque siempre está a tope. Yo llevo años visitando el Restaurante Kaskazuri y creo que seguiré haciéndolo siempre que encuentre mesa.

Un buen plan puede ser el siguiente, aparcáis en el parking del Kursal (porque si estáis pensando encontrar un sitio para aparcar por el centro quitároslo de la cabeza), os dais un paseo por el Paseo Nuevo disfrutando de las olas y el olor a salitre hasta el puerto, si vais con niños podéis entrar en el Acuario que está situado al final del puerto y si vais solos haced una parada en Bokado de Mikel Santamaría, un local estratégicamente situado con unas vistas insuperables de la costa de San Sebastián. Si encontráis una mesa en su terraza, tomaros un vermut o un vino blanco disfrutando de la panorámica.

   

Una vez visto el puerto, que la verdad es precioso y tiene mucho encanto, tenéis un acceso al casco antiguo por la Calle del Puerto, tendréis que pasar por una antigua puerta de piedra que os da la bienvenida a la parte vieja de San Sebastián, a mi me parece un rincón precioso. Callejead sin miedo, encontraréis sitios encantadores donde poder tomar unos Txakolís. Además de bares y restaurantes, hay un montón de tiendas muy chulas y diferentes, no perdáis la ocasión de llevaros un recuerdo.

                 

Al Restaurante Kaskazuri llegaréis sin ningún problema desde el casco antiguo, tendréis que atravesar la Plaza Zuloaga en dirección al mar y en unos minutos andando estaréis frente a su puerta. Disfrutad de la maravillosa comida.

Si estáis a gusto alternando por el casco antiguo y no queréis desplazaros, otra buena opción es El Bodegón de Alejandro, situado en la Calle de Fermín Calbetón 4. Este restaurante, tuve la oportunidad de visitarlo hace años y me pareció un lugar con mucho carácter. Situado, como muchos de los locales de San Sebastián, en un sótano, no deja de tener un encanto gracias a la decoración elegida por sus dueños. Grandes vidrieras de colores con imágenes de la vida de los pescadores del Cantábrico y de la ciudad decoran y dan luz al comedor. Realizan una cocina de autor pero sin olvidar el gran producto del que disponen en su tierra.

Este restaurante fue durante años el local donde la familia de Martín Berasategui recibió a sus clientes, un local con historia. Me parece que es un sitio a tener en cuenta.

En tercer lugar, me gustaría ofreceros una alternativa un poco más exótica. ¿Qué os parecería disfrutar de un menú degustación oriental en el hotel más emblemático de la ciudad? Si, estoy hablando del Restaurante Saigon, ubicado en el Hotel Maria Cristina. Me parece una opción interesante, ya que además de visitar uno de los edificios con más historia y más bonitos de San Sebastián, podéis hacerlo disfrutando de los manjares orientales en Saigon.

Un comedor precioso con unos sofás rojos y unas lamparitas preciosas que nos trasladarán a Vietnam. Disponen de carta y de un menú

degustación compuesto por seis platos y bebida con un precio de 42.00€. Una buena opción para una ocasión especial.

Por último, quiero trasladarme un poco más lejos del centro, nos desplazamos hasta el Paseo Miramón, en lo alto de San Sebastián. Os preguntaréis que se nos ha perdido aquí, pues os voy a plantear una alternativa un poco diferente. Esta opción es válida para cualquiera, pero si tenéis niños es una buena manera de mostrarles algo diferente y muy divertido. En esta zona encontramos el Museo de Ciencias, los estudios de grabación de la EITB y la Universidad de Cocina Basque Culinary Center, un lugar que yo he descubierto hace bien poco y del cual me he quedado prendada.

¿Os imagináis una mañana de paseo sin las aglomeraciones del centro de San Sebastián? Aquí lo podéis encontrar.

El Museo de Ciencias es una gran opción para pasar una mañana entretenida. El Museo nos recibe con unos jardines un tanto especiales, en ellos se encuentran recreadas las edificaciones históricas y más importantes del País Vasco, todas ellas en forma de maqueta, la verdad es que yo me quedé alucinada, me encantó. Podríais pasaros la mañana viendo las maquetas y buscando curiosidades de ellas en internet.

Tras un buen baño de cultura y de actividades tanto para niños como para mayores, quiero imaginar que el hambre empezará a hacerse notar en nuestros estómagos y que mejor manera de solucionar esto que sin necesidad de trasladarnos hasta el centro. Justo al lado del Museo de Ciencias, se ha construido Arima.

Arima, es un hotel completamente nuevo situado entre vegetación, un sitio pensado para el relax y la desconexión. La verdad es que de momento no me ha surgido el momento idóneo para quedar a pasar noche en San Sebastián, pero creo que la próxima vez elegiré este establecimiento para hacerlo, creo que desde la terraza de sus habitaciones tendré inspiración para escribir un gran post.

El hotel dispone de dos zonas de restauración. La primera de la que os voy a hablar un poco por encima porque no he podido probarla es Misura, un Healthy Restaurant en el que prima una oferta gastronómica saludable. Ofrece una cocina innovadora apostando por la materia prima de calidad. La cocina está a la vista del cliente creando un espacio único en el que disfrutar.

Otra zona es el Tilia deli & café, una apuesta por la cocina saludable y de calidad. Este restaurante dispone de un gran comedor acristalado con un mobiliario moderno y acogedor en el que podremos degustar desde un desayuno hasta una cena tranquila. Dispone de una gran variedad para la elección del cliente, desde una carta de picoteo hasta un menú de fin de semana, pasando por dulces para acompañar un café a media tarde hasta desayunos sanos y variados para comenzar el día. Toda está oferta tiene algo en común, comida sana, ligera y con un toque muy vanguardista. El restaurante dispone de una terraza espectacular en la que poder disfrutar de una sobremesa al sol. Un local sorprendente donde escaparse a degustar cocina de mercado con producto de calidad.

   

Y creo que por hoy es suficiente. Espero que os haya gustado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *